Entre los 8 mejores de la Liga.

0

Comparte

La cautivante última fecha de la Conferencia Sur de la Liga Argentina le dejó a Rocamora una derrota 81-73 frente a Estudiantes de Olavarría pero merced a los resultados que se dieron pudo conservar el octavo lugar de las posiciones y entonces enfrentará a Club del Progreso de General Roca, que se ubicó noveno tras ganarle a Ciclista como local y la derrota de Parque Sur a manos de Platense. El Rojo tendrá ventaja de localía y los dos primeros juegos serán como local el viernes 19 y domingo 21.

 

A Rocamora no le alcanzó una extraordinaria noche de Dominique Shaw quien cerró su planilla con 25 puntos (6/8 en triples). Lo secundaron en el goleo Facundo Gago con 14, Fernando Dose con 13 y Mauro Araujo con 11. El local también tuvo cuatro jugadores en doble dígito destacándose el interno Pablo Moya con 16 puntos, mientras que Santiago Arese aportó 11 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias.

El partido arrancó con Estudiantes más efectivo apostando al  goleo de Moya en la pintura y Rocamora sumó puntos con triples de Catalín y Shaw. Tras un nuevo triple de Catalín y un doble de Gago el Rojo pasó a ganar 7-11 pero el Bataraz metió un rápido parcial 9-0 para pasar al frente (16-11) y después cerró el primer cuarto 18-13. Al equipo de Varas le quedó en el debe no haber podido anotar ningún punto en el poste bajo; tres triples, una penetración de Gago y dos libres de Shaw para sus 13 unidades.

Arrancó el segundo cuarto con triple de Dose y esa pareció ser la vía elegida para poder lastimar al dueño de casa. De a poco se fue animando Araujo, bien acompañado por Shaw y el tablero quedó 21-23. Por este motivo el Lobito Fernández pidió minuto y a la vuelta Bergel castigó de tres para retomar el dominio. Un triple de Shaw puso más tarde al Rojo adelante (26-28) aunque Estudiantes tenía muchas más opciones ofensivas con un Arese asistiendo a todos. El local sacó una máxima de ocho puntos y sobre el toque de la chicharra el intratable Shaw clavó su cuarto triple y quedaron 40-35.

Rocamora salió dormido tras el descanso largo y en menos de dos minutos quedó 12 puntos abajo (47-35), y Estudiantes jugó mucho más cómodo manejando esa ventaja y ampliándola a 15. El único en Rocamora que siguió castigando la red del rival fue Shaw, gracias a él el Rojo consiguió ponerse a seis (58-52) pero el resto no acompañó y Estudiantes volvió a despegarse hasta cerrar el cuarto 63-52.

El partido le quedó muy cuesta arriba a Rocamora de cara a los últimos 10 minutos pero aún cuando Varas decidió darle algo de descanso a Shaw la diferencia se achicó y mucho tuvieron que ver las labores de Dose, Araujo y Gago. Rocamora logró quedar 71-65 y con chances de ponerse a cuatro pero falló dos ofensivas. Fue lo más cerca que estuvo de remontar la historia ya que después Estudiantes lo cerró bien y festejó su vigésimo triunfo consecutivo en casa.

Comparte

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.