Rocamora se recuperó con un buen triunfo ante Gimnasia

0

Comparte

En la continuidad de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol, este lunes, Tomás de Rocamora derrotó 92-79 a Gimnasia y Esgrima de La Plata volviendo así al triunfo tras una racha de tres derrotas en la ruta. El interno David Jelks fue la figura del partido con 25 puntos y 11 rebotes, seguido en el goleo por Agustín Más Delfino (14) y Marcos Helman (12). En la visita el base Nicolás Remolina sumó 18 puntos y 5 asistencias. El próximo miércoles el Rojo recibirá a Racing de Chivilcoy.

 

Rocamora volvía a ser local con la misión de recuperar la alegría y mantener de esta forma la suma de triunfos ante su gente que ahora llegó a cinco de manera consecutiva. Y lo consiguió yendo de menor a mayor porque en el primer tiempo no jugó bien y en el segundo llegó a tener una diferencia a favor de 21 puntos. No logró sostenerla, o al menos que sea por más de los 17 que perdió en La Plata por esta instancia. Pero ganó bien y eso es sin dudas un buen síntoma para lo que viene.

El primer cuarto los mostró a los dos bastante erráticos, mucho correr y poco acertar. Rocamora empezó a hacerlo cuando David Jelks se plantó en la pintura. Así llegó a ponerse 15-11 y haciendo que Mauro Tartaglia pida su primer minuto. El Lobo estuvo palo y palo igualmente en el reciente desarrollo, de la mano de Bolling consiguió puntos y con la ayuda de Remolina se marchó al primer descanso 18-20 arriba.

Arrancó el segundo cuarto con triple de Agustín Más Delfino pero enseguida fue Gimnasia el que se mostró mejor y entonces fue Juan Varas el que llamó a los suyos al banco. Gimnasia pasó al frente 23-29 y el local no encontró jugadas limpias. De todas formas fue limando diferencia, el partido se emparejó e ingresaron al último minuto muy apretados (36-37). Todo hacía indicar que se iban a marchar así al descanso largo pero dos incursiones de Mauro Araujo dejaron el tablero 40-37.

Cuando volvieron a jugar Rocamora salió mejor y no dejó jugar a la visita. Tartaglia usó otro minuto y lentamente el local empezó a despegarse. Inició con un triple de Nacho Gerbaudo (52-43) y luego se alejó por 10. Cuando parecía que a Gimnasia se le complicaba llegó la tercera bomba de Bolling –el clon de Will Smith- y el 59-52 marcó que todo seguía muy parejo. Finalmente los de Varas se mostraron mejor en el cierre y quedaron arriba 67-54.

 

En el último cuarto Gimnasia empezó a pagar factura a su rotación corta –Dentis no estuvo y Gianella no jugó, ambos lesionados-. Y a eso se sumó la mejor cara de Rocamora en la noche. Helman en el poste bajo y Más Delfino con tres triples fueron los argumentos del Rojo para poner las cosas 80-60 con más de seis minutos por jugar. La mayor diferencia fue de 21 aunque después se fue achicando porque Remolina, Agustín Sánchez y Ríos sacaron la cara por el equipo.

Rocamora lo tenía resuelto pero se quedó con las ganas de superar la brecha de los 17 puntos, ya que en los partidos de vuelta de esta Segunda Fase la diferencia es importante en caso de igualdad en las posiciones. Eso no pudo ser pero sí el triunfo y sin objeción alguna. El equipo de Varas fue mejorando su juego de a poco y tuvo un buen pico ante un rival que más allá de los recientes traspiés es uno de los principales animadores. Ahora se vendrá Racing y será el turno de revalidar los pergaminos mostrados esta noche.

 

Comparte

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.