Rocamora se clasificó al Súper 4

0

Comparte

Rocamora derrotó como local por 71-57 a La Unión de Colón y se convirtió en el primer equipo que aseguró su boleto al Súper 4. Olocco fue la figura con 15 puntos y 8 rebotes.

 

En la lluviosa noche del martes, y ante su gente, Tomás de Rocamora se quedó con el festejo frente a La Unión de Colón y aseguró el uno de la División Centro Sur de la Liga Argentina de Básquetbol. El partido quizá no fue el mejor pero el Rojo lo terminó ganando bien 71-57, a pesar que la visita no se entregó nunca y fue más que un digno oponente. El interno Manuel Olocco, con 15 puntos, 8 rebotes y 2 asistencias fue la figura del juego. Luciano Tambucci aportó 13 unidades para los de Marcelo Macías.

Fue una noche tremendamente rara, y en un parqué complicado por la humedad se vio un partido también muy raro. Rocamora siempre lo tuvo controlado, sacó diferencias que se fueron ampliando hasta llegar a los 23 puntos; sin embargo, dos o tres veces La Unión reaccionó y se puso a tiro de complicar la historia. Fueron momentos en los que Juan Varas tuvo que pedir minuto y la gente alentar más que nunca desde los costados.

Rocamora se puso 12-2 en el primer cuarto hasta que Macías pateó el tablero y cambió los cinco que estaban en cancha de un solo saque. Y le dio resultado la movida porque el equipo empezó a jugar mejor y a meterse en partido. Tal fue así que el primer parcial quedó finalmente 18-15 tras un triple de Cabrera sobre la chicharra.

En el inicio del segundo cuarto La Unión se puso a uno pero un oportuno triple de Gaído tranquilizó las aguas. De ahí en más todo fue del local, que con Manuel Olocco como referente ofensivo ganó el tramo 18-6 y se fue al descanso largo ganando 36-21.

La Unión, que se mostró tibio en el comienzo, cuando regresó a jugar sacó a relucir otra cara y de la mano de Trevon Young dejó el tablero 38-30 con un excelente parcial. Varas pidió minuto para reacomodar piezas, llegó un triple de Shaw para volver a despegarse y otra vez el local tomó la iniciativa. Más tarde Olocco siguió aumentando, Macías paró las acciones pero su equipo no reaccionó. Araujo sumó de a tres y así Rocamora siguió escapándose hasta quedar 53-30. Pero La Unión no se dio por muerto y a fuerza de triples de Tambucci y Silva, más algo de Gómez Echechurre, dio muestras de vida (53-38).

Por cómo se habían dado las cosas en el tercer cuarto cualquiera podía imaginar que a Rocamora le bastarían algunos minutos más de sintonía para sentenciar la historia. Y la cosa no fue así, el aro se cerró, las malas decisiones aparecieron y de buenas a primera La Unión quedó solo a cuatro puntos tras un triple de Cabrera (57-53). A más de uno lo invadieron los nervios pero por fortuna al equipo de Varas no le pasó lo mismo.

El capitán Exequiel Gaído, quien siempre activa una bomba en pasajes claves, volvió a aparecer como ante Estudiantes y destrabó todo con un triple. Y eso no fue lo único suyo porque después sumó otro triple y dos dobles que sirvieron para sentenciar la historia. El tremendo esfuerzo de los pibes de La Unión tuvo su tope y el local lo terminó ganando más que bien. Hasta hubo tiempo para que en el último minuto ingresen los juveniles Tomás Turri y Lautaro Burgos.

Apenas terminó el partido volvió a desatarse el festejo pero esta vez se sumaron dirigentes, colaboradores e hinchas a los habituales chicos que siempre ingresan. Arlando Cook y Dominique Shaw fueron por más y se subieron a la tribuna y enseguida el resto se prendió. Así terminó la noche, a puro grito, a pura alegría y con la satisfacción de conseguir este objetivo que no estaba en los planes a principios de temporada pero que es más que bienvenido.

 

Comparte

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.