Rocamora hizo los deberes y se quedó con el triunfo ante Quilmes

Comparte

Tomás de Rocamora le ganó este lunes 88-77 a Quilmes de Mar del Plata en un atractivo encuentro disputado en el estadio Julio César Paccagnella y válido por la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol. El base Luis Cequeira fue la figura del juego con 30 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias. En el local hubo otra vez cinco jugadores en doble dígito, sobresaliendo el alero Galo Impini con 22 unidades, 6 tableros, 5 pases gol y 2 robos.

 

Quilmes venía de jugar el día anterior, y con un suplementario además, pero fue un hueso durísimo de roer para Rocamora. No pudo decirse que el partido estuvo resuelto sino hasta que se ingresó en el último minuto y solo un milagro podía torcer la historia. Lo cerró Alejandro Quigley con un doble pero está claro que el partido fue mucho más parejo que lo que mostró el tablero final.

 

El primer cuarto se lo llevaron los marplatenses 17-19 en un desarrollo no solo parejo sino también de poca efectividad. Rocamora pudo despegarse por cuatro puntos en dos ocasiones y la visita lo terminó cerrando a su favor con un doble de Arraiz. Y ya Cequeira empezó a mostrar lo bueno que es con 6 puntos en su haber.

 

En el inicio del segundo parcial fue Quilmes el que se alejó por cuatro pero un bombazo de Cavallín dejó las cosas ahí nomás (20-21). Enseguida ingresó en acción Verbauwede y con un par de acciones volvió a poner al local adelante (24-21). Se hizo un más que lindo partido, con un interesante duelo entre Verbauwede y Barrionuevo en las pinturas. Fueron intercambiando golpes hasta que un triple de Verbauwede le dio aire al Rojo (38-30), que finalmente se marchó ganando 41-31.

 

Si el segundo cuarto fue bueno el tercero no le fue en zaga. Se armó un verdadero partidazo. Y un gran responsable de que eso pasara fue Luis Cequeira, de tremendo desempeño. Rocamora había logrado mantenerse 10 puntos arriba y él se encargó de que su equipo siga en partido. Metió dos triples decisivos para poner el tablero 51-48 y obligar a Agustín Pujol a usar un tiempo muerto. Al regreso Ferraría clavó un bombazo y el partido no dio respiro hasta un cierre 61-56 que dejó todo abierto.

 

Y restaban otros 10 minutos también electrizantes. Un inspirado Galo Impini llevó a Rocamora al frente (66-56) y enseguida dos puntos más de Tarragó en una corrida rápida obligaron al tiempo muerto visitante. Y si algo faltaba era un show de triples seguidos, arrancó Cavallín, contestó Cequeira; volvió a acertar Cavallín y respondió Eseverri; Catalín no quiso ser menos y se sumó a la fiesta con el suyo (83-70).

 

Cequeira siguió sacando la cara por Quilmes, logró una antideportiva, continuó sumando desde la línea pero apareció Impini y ahí sí bajaron las pulsaciones. Las ofensivas finales de Quilmes se ensuciaron o no prosperaron y así el Rojo pudo festejar finalmente dos victorias de manera consecutiva.

 

También llegaron al doble dígito en el local Agustín Cavallín (13 puntos), Verbauwede (12), Dasso y Catalín con 11 cada uno. En el rubro rebotes Quigley se alzó con 11 y en las asistencias Dasso fue el mejor con un total de 7. Rocamora tendrá ahora una semana para preparar su próximo juego ya que el lunes 5 de diciembre volverá a la acción cuando reciba a Club del Progreso de General Roca.

Comparte

Comments are closed.