Rocamora hizo los deberes y festejó ante Gimnasia

0

Comparte

En el cierre de la primera jornada de la burbuja que se juega en su estadio, Tomás de Rocamora derrotó este miércoles 81-71 a Gimnasia de La Plata y devolvió gentilezas de la caída que sufrió en el inicio de la temporada. Pablo Alderete fue el goleador del juego con 20 puntos, mientras que en el local Sebastián Bernasconi sumó 14 y el debutante Horacio Rigada 13. Este jueves el rival del Rojo será Lanús, desde las 21:30.

 

Rocamora se quedó con un buen triunfo ante un rival duro y con plantel más largo, cargado de buenos jugadores. Salvo algunos segundos del primer cuarto en los que el Lobo logró pasar al frente después todo fue del equipo de Juan Manuel Varas. Ganó los tres primeros parciales y al último lo perdió por un simple cuando la historia estaba resuelta. Gimnasia llegó a quedar 14 puntos abajo en el último pero la remó hasta ponerse a cinco; sin embargo, el Rojo conservó la calma y se llevó el festejo.

 

En el primer cuarto entre Sebastián Bernasconi y Axel Méndez se robaron el protagonismo porque anotaron los primeros 15 puntos del equipo; el interno incluso con un par de bombas. Gimnasia tuvo a Wall como su hombre más efectivo y recién sobre el final logró arrimarse gracias a los puntos de Alderete para quedar 23-20 abajo.

 

El segundo cuarto fue el más flojo de la noche. Los goleadores de la primera parte estaban en el banco y los demás no siguieron en la misma sintonía. El trámite se hizo lento, aburrido y hasta enredado. Rocamora sacó ventaja de ocho, más tarde se achicó la diferencia a tres tras triple de Acuña (33-30) pero todo bastante chato. Rocamora mantuvo lo suyo y se fue al descanso largo 38-30 arriba.

 

De las manos de Catalín el partido se puso 40-30 en el reinicio aunque después el Lobo volvió a limar y se mantuvo a cinco. Un excelente ingreso de Llanos fue determinante para Rocamora porque sumó un triple en un momento complicado y después aportó un robo más asistencia para un triple a la carrera de Juan Cognigni (53-42). Gimnasia volvió a depender de Alderete -17 puntos hasta ahí- y al último break se fueron 57-46.

 

Arrancó el último cuarto con triples de Llanos para un lado y Alderete para el otro. Sin dudas este fue el segmento más lindo de la noche. Rocamora encontró un gran pasaje de Rigada con un triple y dos dobles para el equipo siga dominando el tablero con comodidad (72-58). Gimnasia, por su lado, sumó un par de bombas y apostó a la presión alta para forzar el error del rival. Por momentos le salió bien y el trámite quedó 76-71.

 

Cuando Rocamora logró serenarse Cognigni volvió a ir a la línea para traer tranquilidad y después Méndez clavó un triple que le bajó la cortina al partido. Lo ganó bien Rocamora, que sigue puliendo detalles pero afirma su juego y ahora tendrá que intentar repetir este jueves ante Lanús en el cierre de la segunda jornada.

Comparte

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.