Comparte

Llegó el quinto triunfo al hilo como local. En su primer partido del año por la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol, este miércoles, Tomás de Rocamora derrotó 83-65 a Central Entrerriano de Gualeguaychú con varios puntos altos. El interno David Jelks con 20 puntos fue el goleador de la noche mientras que Mauro Araujo fue la figura con 15 puntos, 4 rebotes, 8 asistencias, tres robos y tremendo tapón. En la visita se destacó Gastón Córdoba con 13 puntos y 12 rebotes.

 

En una noche calurosa y con mucha humedad dentro del estadio Paccagnella, Tomás de Rocamora consiguió una muy buena victoria ante un Central Entrerriano que no fue el de otras noches y solo pudo mostrar su mejor versión en el tercer tiempo para remontar una desventaja que llegó a ser de 19 puntos y meterse en partido. Lo bueno del equipo de Juan Manuel Varas fue que en esos momentos de zozobra no perdió la cabeza, trató de seguir haciendo lo suyo y el último cuarto lo definió con justicia.

El partido arrancó con goleó pobre, bastante intensidad pero escasa efectividad. Con Kily Romero liderando las ofensivas el Rojo picó en punta, Central tuvo que correr de atrás hasta que pudo ponerse 7-8. Fue la única vez que pudo estar adelante en todo el primer tiempo. Con Araujo viniendo bien desde el banco –metió un triple en el primer tiro al aro- el local fue alejándose de a poco y cerró el primer parcial 16-12.

 

Mariano Panizza ya había utilizado un tiempo muerto en el primer cuarto y debió gastar otro avanzado el segundo porque su equipo no hacía pie en cancha (28-15), y no solo por la humedad del parqué. Rocamora siguió mejor y con un doble de Araujo cerró un parcial 14-0 que dejó el tablero 32-15 para sorpresa del muy buen número de hinchas que acompañó al Rojinegro. Después de estar 19 abajo (38-19) lo mejor que le podía pasar a la visita era que se terminara el primer tiempo. Y se fueron a descansar 38-21.

El partido quedó con dos escenarios posibles para el segundo tiempo: Central Entrerriano corregía muchas cosas y se metía en partido o Rocamora aceleraba un poco más y el último cuarto era decorativo. Y se dio el primero. Central salió a vender cara la derrota, Córdoba se despachó con dos bombazos y más tarde se sumó Díaz por la misma vía. De buenas a primeras el tablero estaba 39-33 con muchos hinchas del Rojo mirando hacia arriba, abajo y para los costados. Eso hizo que Araujo tuviera que volver a escena quizá antes de lo planeado teniendo en cuenta que hacía poco más de dos meses que no jugaba. La vuelta del capitán ayudó, más buenas labores de Más Delfino y Helman.

 

Rocamora logró salir del embate visitante y se fue arriba 59-48 de cara al último cuarto. Una diferencia exigua en un juego ante un rival de mucha jerarquía como el de Gualeguaychú. Empezó el último tramo y Rocamora logró sostener esa ventaja de 11 puntos hasta que Jelks la estiró a 14 con un triple. A partir de ahí comenzó un tremendo repertorio del extranjero del Rojo, anotando en la pintura y sacando muchas faltas.

 

Central volvió a quedar lejos, solo las individualidades de Davenport lo ayudaron a seguir con vida por un rato. Rocamora se dio cuenta que lo tenía controlado y jugó con la desesperación de su rival. Lo liquidó sin problemas y se terminó quedando con un triunfo justo y valioso ya que ahora deberá encarar una gira por el sur de tres encuentros.

Comparte