Pasó al frente

0

Comparte

El tercer partido de la serie de Cuartos de Final, por la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol, le dejó a Rocamora una enorme alegría porque derrotó a Platense 80-68, puso la serie 2-1 y el próximo viernes intentará igualarla con el apoyo de su gente. Después de un primer tiempo parejo el Rojo voló alto en el segundo y terminó con cinco jugadores en doble dígito, destacándose Facundo Gago con 20 puntos y 9 asistencias. 

 

Desde que arrancó el juego y a pesar de estar 2-7 abajo en los primeros pasajes Rocamora salió a dejar en claro que no iba a rendirse sin dar pelea. Por eso, con triples en fila de Catalín y Gago, con el base volviendo a mostrar un buen nivel y Olocco haciéndose fuerte en la pintura el equipo de Juan Varas pasó al frente. En su mejor momento llegó a estar 17-13 adelante aunque Platense no se la hizo fácil y con triples de Bruna y Goldenberg se las arregló para quedar ahí nomás cuando sonó la chicharra (20-19).

 

En el segundo cuarto Rocamora pasó a ganar 26-21 con Olocco lastimando donde más sabe pero Platense tenía un haz en la manga: Genaro Lorio. El perimetral clavó tres triples seguidos y de buenas a primera el tablero quedó 29-30. El propio Lorio anotó un doble más y el local tuvo que apelar a momentos de Araujo y Gago para que el partido no se le escape. El Rojo volvió a tomar cuatro de ventaja y con la polenta de sus extranjeros Platense llegó a un final de cuarto cabeza a cabeza y se fueron a descansar 40-40.

 

Rocamora inició el  segundo tiempo con dos triples en fila de Dominique Shaw y una bandeja de Gago para despegarse 48-40 y obligar al Cholo Vázquez a pedir un rápido minuto. Más tarde Catalín sumó su segundo triple de la noche y alejó a su equipo 51-42. El Rojo llegó a ponerse 10 adelante tras un doble de Araujo y Platense contestó con Bruna y Pais para acomodar el tablero (58-53). Finalmente se fueron al último descanso 60-53 tras una penetración efectiva de Shaw.

 

El último cuarto lo encontró a Rocamora bien parado en defensa y dispuesto a lastimar. Gago estableció un 68-56 que llenó de dudas al Calamar y condicionó a Vázquez a otro tiempo muerto. Siguió el juego y un triple del paraguayo Fernando Dose le dio al  local la máxima diferencia del partido (71-56). Pero restaban más de cuatro minutos todavía y con 7 puntos en fila del cumpleañero Pablo Bruna el tablero quedó 71-63. Entonces el que llamó a los suyos al banco fue Juan Varas porque había que frenar ese envión.

 

Y no necesitó volver a pedir minuto Varas porque desde el goleo de Araujo, Dose y un nuevo de triple de gago su equipo empezó a liquidar el pleito (80-65). Platense gastó sus últimas energías pero no pudo hacer mucho más. Rocamora lo terminó ganando más que bien no solo para forzar un cuarto partido sino para ilusionarse con volver a ganar y tirarle toda la presión a su rival. Este miércoles, aun con los errores propios del juego y los forzados por el rival, demostró que puede hacerlo. Y seguro que buscará demostrarlo.

Comparte

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.