Otra mala tarde y otra dura caída para Rocamora

Comparte

Tomás de Rocamora perdió este viernes 93-62 frente a Zárate Basket en la continuidad de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol. El encuentro se disputó en el estadio Antonio Rotili del Club Atlético Lanús, anfitrión de esta segunda burbuja. El experimentado Damián Pineda fue la figura del juego con 16 puntos y 4 rebotes, seguido en el goleo por Agustín Brocal (15) y Facundo Pascolatt (13). En el Rojo hubo 11 puntos de Galo Impini y 10 de Juan Martín Bello.

 

El elenco uruguayense sufrió su quinta derrota consecutiva al cabo de un partido que, a diferencia de otros que también perdió, le sobró prácticamente un cuarto porque al cierre del tercero el trámite estaba resuelto y ni una catástrofe iba a modificar lo que pasaba en el parqué. Los momentos de mayor paridad estuvieron en el primer tiempo y, más precisamente, en el primer cuarto que Zárate Basket se terminó quedando 21-17. Hasta ahí el Rojo jugó bien, movió bien la pelota, lastimó con Helman e Impini pero también careció de efectividad. En Zárate, dos bombas de Pineda y el picante Brocal hicieron lo suyo.

 

Buena parte del segundo tramo también fue parejo, con baja efectividad de ambos lados y Zárate siempre manejando una leve ventaja. En los últimos dos minutos fue que el Rojo se ausentó del partido, tras un doble de Banegas la brecha se amplió a ocho puntos y enseguida llegó un triple de Pascolatt que encendió todas las alarmas. Cali Pérez usó un lógico tiempo muerto y si bien cortó el buen momento del rival casi sobre el cierre mismo del primer tiempo descuidaron a Pascolatt y éste clavó otro bombazo para marcar el 43-31 con el que se fueron a los vestuarios.

 

El regresó al parqué no fue el que Rocamora esperaba. Ni se esperaba. Le costó todo al Rojo, en pocos pasajes quedó 17 puntos abajo y sin poder anotar en el aro de enfrente. Tan solo un doble y un libre convertido por Martín Flores en cinco minutos. Con esa escasa efectividad, más las pérdidas que se acumulaban se hizo utópico pensar en una remontada. Zárate Basket hizo todo simple, metió un parcial 26-15 y se fue arriba 69-45 de cara al último tramo del encuentro.

 

Como se dijo, el último cuarto se jugó nada más que para la estadística. Solo para destacar que en este lapso el ganador sacó la máxima que llegó a ser de 34 puntos. A Rocamora le queda un tiro en la recamara en esta burbuja y será el sábado frente a Lanús en la cierre de la jornada. Por cuestiones ligadas al Proceso Electoral el horario del encuentro se modificó y comenzará a las 19 en lugar de las 21.

 

Comparte

Comments are closed.