Gran último cuarto para un triunfo fundamental de Rocamora

Comparte

Tomás de Rocamora derrotó este miércoles 78-71 a Club del Progreso en un partido vibrante que lo tuvo como protagonista en el último cuarto que arrancó 13 puntos abajo. El interno Tomás Verbauwede fue la figura del juego con 14 puntos, 13 rebotes y 2 asistencias. El goleador de la noche fue Galo Impini con 29 puntos mientras que Manuel Gómez sumó 18. En la visita el más efectivo fue el base Valentín Burgos, quien sumó 16 unidades, tomó 5 rebotes y dio tres pases gol.

 

El desahogo del festejo en el final fue una clara muestra de lo que significó esta victoria para Rocamora. Una victoria que en buena parte de la noche pareció utópica porque el equipo no hizo un buen primer tiempo y el rival pareció tener todo controlado. Sin embargo, un tremendo último parcial 27-7 le permitió quedarse con dos puntos fundamentales en la pelea por meterse en la Reclasificación.

 

Después de un buen arranque, con Galo Impini como estandarte, el Rojo quedó 11-4  arriba aunque después el rival ajustó tuercas y con un buen pasaje de Maranguello y Panne pasó al frente (12-13). Otro nuevo triple le permitió a Del Progreso seguir en alza y cerrar el primer cuarto con una pequeña ventaja (17-20).

 

En el segundo cuarto Club del Progreso tuvo pasajes de alto vuelo. De la mano de Valentín Burgos sacó inicialmente una ventaja de 12 puntos y eso le permitió jugar tranquilo. El base fue determinante en este tramo con un total de 16 puntos, con dos triples incluidos y siendo inflexible en la línea. Rocamora tuvo pocas apariciones en ofensiva, algunas de Impini, otras de Verbauwede y no mucho más. Al descanso largo se marchó arriba la visita por 33-47.

 

En el inicio del tercer período un doble de Dupuy estableció la máxima diferencia de la noche (33-49) pero enseguida llegaron triples en fila de Impini y Catalín para recortar esa brecha (39-49). Rocamora siguió en alza y obligó a Juan Marcos Kass a pedir minuto. El Rojo se puso solo a seis puntos hasta que el bombero Maranguello apagó el incendió y le permitió a Progre seguir con el control del juego. Rocamora evidenció signos de mejoría pero aun así quedó lejos todavía de cara al último cuarto (51-64).

 

Y en los últimos 10 minutos la historia fue otra. Un rápido parcial inicial 10-0 para llenar de nervios al rival y obligar al tiempo muerto (61-64). El trámite ingresó en un frenesí tremendo hasta que el tablero quedó 69-69. Enseguida, una gran acción de Manu Gómez terminó en doble más falta convertida y el Rojo pasó a ganarlo (72-69). Del Progreso decididamente fue otro equipo, Rocamora lo obligó a jugar al borde de los 24 segundos y tomar malas decisiones.

 

De ahí y hasta el final hubo un par de fallos arbitrales muy polémicos que desataron los enojos del local pero el equipo se mantuvo firme y con apariciones de Verbauwede, Catalín y un impecable Manu Gómez en la línea (9/9) se quedó con un triunfo valiosísimo de cara a la recta final de esta Segunda Fase.

Comparte

Comments are closed.