“En estos momentos estoy tranquilo, ahora que empecé a entrenar”

0

Comparte

A comienzos de diciembre del año pasado el plantel de Tomás de Rocamora, que compite en la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol, sufrió una de las noticias más tristes de la temporada y fue la lesión del Juvenil  Tomás Verbauwede. El ala pivote se rompió los ligamentos de la rodilla derecha en una de las prácticas previas a que el equipo viaje para enfrentar a Gimnasia de La Plata y Estudiantes en la ruta. Fue operado a comienzos de este año y esta semana inició los trabajos de rehabilitación.

“Son días complicados, más que nada los primeros porque en cuanto a la cantidad de cosas que puedo hacer y la movilidad que tengo es poca; entonces se hace un poco tedioso el proceso de recuperación. Pero ya cumplí un mes desde la cirugía y más que contento con los resultados que se van viendo de a poco”, aseguró el jugador en una charla mantenida antes del partido frente a La Unión de Colón.

Y si estos días son días son complicados cómo habrán sido aquéllos primeros en los que le confirmaron el grado de lesión. “Fue una de las peores cosas que me pasó en mi vida; en mi corta vida. Fue un momento muy feo cuando me enteré, más que nada porque esperaba aprovechar esta oportunidad y de la nada se cerró esa puerta”, dijo el jugador de 19 años sin poder ocultar los gestos de amargura.

Consultado sobre de quién o quiénes llegaron las primeras muestras de apoyo, respondió: “El primero en comunicarse fue Juan Varas, ni bien recibí la noticia lo informé en el grupo del equipo y no terminé de escribir que él me estaba llamando”.  

 

“En el momento se me vino el mundo abajo, no sabía qué pasaba y estaba desconcertado. Después, me fui tranquilizando de a poco y dándome cuenta que era solamente un tropezón del que hay que levantarse y seguir”, agregó enseguida y en relación a cómo habían sido esos instantes posteriores a recibir la noticia.

 

Cuando lo de su lesión se hizo público muchas personas empezaron a dejarle mensajes de aliento en las Redes Sociales, entre ellos ex compañeros como Joaquín Deck; quien la temporada pasada debió perderse el tramo final de la competencia por una lesión. “Muchas personas que pasaron por lesiones complicadas me escribieron, Joaco (Deck) fue uno de los primeros pero también lo hicieron Agu Lozano, Marquitos Jovanovich; y acá también en el club. Me dieron consejos y me dijeron que estuviera tranquilo, que es un tiempo y que la cabeza es lo que más cuesta recuperar”, contó al respecto.

 

Sobre lo que había sido su labor dentro del equipo hasta el momento de la lesión, reflexionó: “Creo que el balance era muy positivo, a comparación de años anteriores había empezado a tener muchos más minutos, a cumplir un rol o ser una pieza más importante en lo grupal; pasar de ser un Juvenil a ser alguien”.

 

Aun después de la lesión e incluso en los primeros días tras la cirugía Verbauwede se las arregló para estar en la cancha junto a sus compañeros, con o sin muletas. “Es muy feo ver los partidos desde afuera, sobre todo esos momentos claves en los que está por cerrarse el partido. Te querés comer las uñas, no sabés qué hacer; es horrible”, afirmó entre risas.

 

En cuanto a la manera en que continuará la recuperación, contó: “La Dra. (María Marta González Etchemaite) me dejó en claro que no hay que adelantar pasos, son seis meses de una recuperación larga y voy a seguir todos los días entrenando con Goyito –el kinesiólogo Gregorio Etcheverry- y así hasta poder volver a las canchas”.

 

“En estos momentos estoy tranquilo, ahora que empecé a entrenar todos los días es como que me tiene la cabeza bastante ocupada; ya no pienso tanto en cuánto falta o cosas así, en el día a día voy dando lo máximo que puedo”, agregó.

 

El básquet no es lo único en la vida de Toto ya que también tiene que dedicar tiempo a los estudios. “Estoy estudiando a Distancia la carrera de Martillero, Corredor y Gestor Inmobiliario, a fines de marzo retomó las clases y por suerte vengo bastante bien”, esgrimió entusiasmado.

 

Verbauwede, quien estuvo en siete partidos y promedió 1.6 puntos en 5.9 minutos, sigue adelante con la recuperación mientras se ilusiona con la próxima temporada. “Claramente pienso en eso, mientras tanto sigo alentando al equipo desde dónde pueda y esperando poder volver”, se despidió ilusionado.

Comparte

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.