Dos triunfos seguidos para seguir creciendo

0

Comparte

En el primer turno de la burbuja que se juega en Lanús, este martes, Tomás de Rocamora venció agónicamente 86-84 a Racing de Chivilcoy en un partido que pudo ser para cualquiera y con enormes actuaciones individuales. La figura del juego fue el alero Juan Francisco Cognigni quien sumó 35 puntos, 7 rebotes y 8 asistencias. En la Academia, Julián Morales sumó 30 puntos y 11 tableros mientras que el experimentado Héctor Martirena se destacó con 28 puntos.

 

El partido tuvo a un Rocamora más lúcido y efectivo en el primer tiempo. Se llevó el primer cuarto 21-13 y se marchó al descanso largo 40-33 arriba. En los primeros 10 minutos Catalín con dos bombas y un doble y Bernasconi fueron los más efectivos del elenco uruguayense, en tanto que Martirena empezó a hacer lo suyo para mantener a Racing a tiro.

 

A partir del segundo cuarto el cordobés Cognigni empezó a escribir lo que iba a terminar siendo una gran historia. Triple y doble para aturdir a Racing y obligar el pedido de minuto. Rocamora sacó una máxima de 11 pero no pudo ir más allá porque el Cholito Martirena se cargó el equipo al hombro y anotó casi todo lo que llegó a la pintura. Y hasta dejó a Bernasconi con tres faltas de cara al segundo tiempo. Martirena con 19 puntos y Cognigni con 15 fueron los destacados de la primera mitad.

 

Racing, que en los primeros 20 minutos había anotado un solo triple, arrancó el segundo tiempo con un festival de bombas a la carta. Morales metió tres y Aristu otro para que el dominio en el tablero cambie de manos (47-48). De ahí en más el partido se volvió sumamente parejo pero con Racing mostrando una mejor cara desde el goleo de un imparable Morales. Un triple de Bernasconi dejó luego el partido igualado (59-59) aunque el elenco de Chivilcoy se retiró una doble arriba gracias a un doble de Lallana, quien más tarde se retiró lesionado.

 

El último cuarto fue atrapante, porque siguió adelante Racing, luego quedaron igualados, más tarde pasó al frente el Rojo; se prestaron el dominio cambiando golpe por golpe. Un triple de Bernasconi y otro de Cognigni después le dieron aire a Rocamora (83-78) cuando restaba 1:45 para el final. Dos intervenciones posteriores de Morales reavivaron a Racing que se puso a uno (85-84) y entonces Juan Manuel Varas pidió su minuto.

 

Restaban 31 segundos y Racing decidió no cortar con falta, Rocamora la movió hasta casi los 24 y el tiro de Catalín no ingresó; Morales se hizo de la pelota y corrió toda la cancha para intentar erigirse como héroe pero la acción se ensució y el Rojo empezó a festejar. La acción continuó con una antideportiva sobre Catalín pero ya no había más tiempo, solo para los lanzamientos. De esta forma Rocamora cerró su primera incursión con su segundo triunfo al hilo y se volvió para Concepción con una enorme sonrisa.

Comparte

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.