Comparte

Gonzalo Rodríguez Costoza es el nuevo entrenador de las categorías U15 y U17 masculinas del Tomás de Rocamora: El entrenador de las intermedias y asistente en al Liga Argentina habló sobre los desafíos y objetivos para este 2020.

Gonzalo Rodríguez Costoza se convirtió en el nuevo entrenador de las categorías U15 y U17 masculinas del Rojo nos habla de este año que comienza: “Con nuevos desafíos y con muchas ganas de afrontarlos. Las intermedias del club suelen ser muy competitivas a nivel provincial y por supuesto a nivel local también, así que espero estar a la altura de lo que los chicos demanden”.

 

Gonzalo, quien llegó al club en 2019 como primer asistente en el equipo de la Liga Argentina que dirige Juan Varas, también dirigió al equipo de la Liga de Desarrollo masculina con gran experiencia en formativas masculina y femenina como así también en primera división Nacional e Internacional. Nos cuenta qué lo motivó a dirigir estas dos categorías del Rojo: “Lo que siempre me motiva a estar frente a un grupo son las ganas y lo mucho que me apasiona el básquet. En Rocamora no es la excepción, esto sumado a la cantidad de chicos y el proyecto de club que tiene la institución para con el básquet”.

Gonzalo Rodríguez Costoza, oriundo de Claypole, Buenos Aires tuvo su último paso (2018-2019) por Club Social y Deportivo Patagones como Entrenador Superior Masculino y formativas U15 y U17 Masculino, nos habla sobre las intermedias masculinas del club, los adolescentes y la proyección para el 2020.

¿Cómo viste las intermedias del Club?
Muy bien, mucha cantidad de chicos en todas las categorías, algunos con más conceptos que otros, pero todos con ganas de aprender y seguir creciendo. En lo deportivo, siempre son categorías que compiten a buen nivel en los torneos provinciales y locales. Así que de mi parte va a ser un gran desafío sostener la vara en el nivel que la dejo el profe Cristian Domínguez.

¿No debe ser fácil hoy en día dirigir adolescentes?
La verdad que no, porque están en una edad de cuestionar todo lo que les digan maestros, padres, profesores. Ahí hay otro desafío muy difícil e importante, que es convencer de lo que se esté trabajando, que lo tomen como algo propio y no algo impuesto.

¿Cuál es la proyección qué te pidió el club en este año?
Desarrollar a los chicos, darle la mayor cantidad de herramientas para que puedan seguir jugando y creciendo en la práctica del deporte. Lo más destacado, creo yo, es la libertad que el club me brindó desde la primera reunión, para proponer y trabajar como me sienta más cómodo, sin descuidar las pautas de trabajo que la Comisión propone.

 

Comparte