Ailén Ayala: “En Rocamora me sentí a gusto desde el primer momento”.

0

Comparte

La primera vez que vine a Rocamora fue en el 2015, y la verdad es que me recibieron con los brazos con los brazos abiertos. Es una institución muy comprometida, le da mucha importancia al básquet, no solamente femenino sino también masculino, obviamente. Acá me sentí muy a gusto desde el primer momento”, explicó la ala pivote Aylen Ayala al recordar su arribo a la entidad uruguayense.

Masajista, instructora de pilates, profe y jugadora, la interna es una de esas jóvenes multifacéticas, con una parte importante de su vida dentro del rectángulo de juego siendo una de las piezas fuertes que tiene el único representante entrerriano dentro de su esquema vertebral, y su otro lado fuera de cancha, con su rutina y sus labores diarias.

En una entrevista en exclusiva para la OTT de La Liga Contenidos, la interna de la institución uruguayense habló de su vida deportiva y de sus inicios. “Me empezó a gustar más cuando me cambié de club, en el club Zaninetti, donde empecé a jugar más a instancia local, provincial y llegamos a jugar un torneo nacional”, recordó.

“Tenía 12-13 años y conformábamos un grupo hermoso, éramos todas pibas del barrio y me divertía mucho, entonces salía de la escuela y me iba para el club. Las amistades, la unión y los valores son las cosas más lindas que tenés en este deporte y en el club”, agregó.

Por otra parte, la interna sostuvo que la Liga Nacional Femenina de Básquet ha evolucionado en los últimos años: “Hoy la Liga está creciendo muchísimo. La difusión del básquet femenino ha crecido y es mucho mayor. Nosotros desde los años que arrancó la Liga y hasta hoy, hay mucha gente, mucho público… mucha gente apoya al femenino. Creo que nos faltaba esa difusión de ahora, tal vez sin eso era difícil comprometerse. Pero hoy la Liga Femenina está muy bien vista

Comparte

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.