Rocamora no pudo con Racing y todo se definirá el viernes

Comparte

Por la anteúltima fecha de la Conferencia Sur de la Liga Argentina de Básquetbol, este miércoles, Tomás de Rocamora perdió 81-72 con Racing de Chivilcoy y como también perdió Bahía Basket en Zárate la localía para el play in se definirá el próximo viernes. El interno Joaquín Gamazo fue la figura descollante del juego con 29 puntos, 14 rebotes y 2 asistencias. En el Rojo el mejor fue Tomás Verbauwede con 13 puntos, 11 rebotes y 4 asistencias. Manuel Gómez fue el goleador con 19 unidades.

 

La jerarquía individual y colectiva de Racing terminó siendo demasiado para Rocamora. En todos los sectores de la cancha se vio esta diferencia. El Rojo sabía que ganar este encuentro era vital para sus aspiraciones de ser local en el play in pero en el rectángulo de juego eso no se tradujo y en los primeros pasajes quedó 2-11 abajo. Erbel de Pietro fue fundamental en ese arranque furioso de La Academia con tres triples. Y antes de finalizar el primer cuarto el zurdo clavó otro para dejar en claro que la visita venía por los dos puntos (13-23).

 

En el segundo cuarto el ingreso de Martín Pascal –cerró su planilla con 15 puntos- fue importante para Rocamora porque desde sus manos llegaron los dos únicos triples que el equipo consiguió en el primer tiempo. Diego D’Ambrosio paró un par de veces las acciones (20-27 y 27-37) pero estaba claro que su equipo era más y así quedó reflejado antes del descanso largo (30-41).

 

A Rocamora le quedaba el segundo tiempo para intentar dar vuelta la historia. Además, desde Zárate le llegaban buenas noticias porque allá estaba perdiendo Bahía Basket. Pero lo que más importaba estaba en el parqué del Paccagnella y allí la reacción no llegó. En los primeros tramos del tercer cuarto Racing se puso 15 puntos arriba (32-47) ante un local que siguió con la pólvora mojada y la mira desviada. Gamazo y Acuña pesaron cada vez más en la pintura y así la brecha se estiró a los 20 puntos (43-63).

 

El último cuarto arrancó 49-63 y en este tramo se vio la mejor cara del equipo uruguayense.  Con un quinteto completamente local el Rojo sacó a relucir su enjundia y dio batalla hasta ponerse solo a ocho puntos (61-69). Hubo, también, algo de mala fortuna en algunos tiros perimetrales que pudieron haber hecho más daño pero Racing apostó al manejo sobrio de Barrales y al goleo imparable de Gamazo para alzarse con el festejo. Segundos antes del cierre hubo un triple de Verbauwede desde la mitad de la cancha que, en otro contexto, hubiera sido para aplaudir de pie.

 

Racing vino por la victoria porque quiere terminar segundo y eso fue lo que se llevó. Merecidamente. Rocamora quería quedarse con el festejo pero no pudo. Lo superaron claramente. De todas formas sigue dependiendo de sí mismo y si gana el viernes en Zárate tendrá localía en el play in. Si pierde deberá esperar buenas noticias desde Pergamino o, en caso contrario, tendrá que armar los bolsos para ir a Bahía Blanca el lunes próximo.

Comparte

Comments are closed.